“Haciendo cambios a través de la alimentación y estilo de vida saludable”


“que el alimento sea tu medicina y tu medicina sea el alimento…”

“las fuerzas naturales que se encuentran dentro de nosotros, son las que verdaderamente curan las enfermedades…”

“hay una respiración común, una circulación común. Todo está conectado…”

HIPOCRATES 2400 a.C.

¡Qué hombre tan extraordinario! Tanta sabiduría, proveniente de la simple observación. Hipócrates no tenía acceso a los conocimientos científicos y médicos, ni las herramientas y tecnologías que nos permiten ahora conocer con exactitud qué pasa dentro de nuestro cuerpo, incluso a nivel celular y molecular. El lo hizo simplemente a través de una observación detallada y minuciosa y supongo amorosa de sus pacientes y pudo deducir varias cuestiones que la ciencia moderna está confirmando:

Somos un todo y por lo tanto, cualquier intento por conservar la salud o evitar padecimientos, deben pasar por un enfoque integral. Que el ser humano debe ser visto como un todo y no como una colección de partes. Y es por ello que se puede y se debe hacer uso de diversas herramientas, además de la alopatía, para brindarle una mejor calidad de vida a la gente. El cuerpo posee la capacidad de sanarse a sí mismo, simplemente dándole las herramientas necesarias para que el cuerpo haga su trabajo de reparación: buena alimentación, buen descanso, buena hidratación, ejercicio, etc.


Aquí es donde entra la nutrición, una parte importantísima de la salud de las personas. Si le damos a nuestro cuerpo nutrientes de alta calidad y alto valor nutricional, el cuerpo hará su trabajo de auto sanación y auto reparación.


Además de la nutrición, el aire, el agua, la región geográfica en la que vivimos, la cantidad y calidad de los alimentos a los que tenemos acceso, etc. sin olvidar la parte emocional, la parte intelectual y social: ¿qué tipo de relaciones interpersonales tenemos?, ¿cómo es nuestra actividad laboral? ¿cómo es nuestro lugar de trabajo? ¿cómo es nuestro círculo familiar y de amistades? ¿a qué tipo de información estamos expuestos todos los días? ¿nuestro trabajo es gratificante o es motivo de estrés?, todo esto es lo que tenemos que tomar en cuanta para lograr un estado óptimo de bienestar.


La ciencia moderna nos brinda un panorama emocionante, podemos conocer a detalle cuestiones como la relación entre los alimentos y nuestra salud celular, los nutrientes y la modulación genética; cosas extraordinarias que debemos utilizar a nuestro favor para lograr convertirnos en una población mas saludable. Estas ramas como la nutrigenética, nutrigenómica, epigenómica, estudian el impacto que tienen los nutrientes y el medio ambiente en nuestro cuerpo, son las ciencias que nos están esclareciendo el porqué las enfermedades modernas, llamadas enfermedades crónico degenerativas, son realmente la pandemia de nuestro siglo y están totalmente relacionadas con nuestro estilo de vida.


La gran noticia es que son enfermedades totalmente prevenibles y es posible revertirlas de la misma forma como son adquiridas: por malos hábitos alimenticios y de estilo de vida.


Este blog lo escribo con muchísimo gusto, pues creo que el primer paso hacia una vida más saludable es tener más información acerca de cómo podemos mejorar nuestra calidad de vida. Saber acerca de lo que nos toca a nosotros de manera personal, familiar y social para lograr comunidades más saludables y hacer frente a esta crisis de salud a escala mundial, que ningún país o gobierno es capaz de sacar adelante, si no se empieza por la prevención y por lo que nos toca hacer a cada uno, no es responsabilidad de nuestros gobiernos o a las instituciones de salud.


Después de todo, hay estadísticas serias que nos dicen que hasta el 70% de las consultas médicas se podrían evitar, si la persona llevara un estilo de vida diferente, más natural. La medicina moderna resulta espectacular y salva vidas, pero no ha logrado hacer frente a esta crisis de salud. Es apenas que algunas de las instituciones educativas más prestigiadas alrededor del mundo están comenzando a integrar en sus aulas, la medicina funcional, la cual hace uso de la nutrición y el estilo de vida, como parte del tratamiento integral al paciente. Afortunadamente alrededor del mundo cada vez más médicos adoptan este nuevo enfoque en su práctica diaria y se están logrando resultados espectaculares con sus pacientes.


El papel de un Health Coach es acompañar a la persona en este proceso de transición hacia una vida plena con salud para poder disfrutar de ella, para hacer un verdadero cambio de estilo de vida.


Te compartiré información sobre superfoods, nutrientes, alimentos, herramientas para manejo de estrés, para lograr un ambiente saludable en tu hogar y en tu lugar de trabajo; técnicas para que manejes mejor tu tiempo; tips para ayudarte a hacer mejores compras y mejores elecciones de alimentos. Por supuesto, habrá recetas, sugerencias sobre algunos nutrientes y alimentos funcionales que te pueden apoyar para mejorar ciertas condiciones de manera natural.


mariana núñez

health coach funcional

terapeuta nutricional

fundadora energía natural


futuros posts 
archivo
sígueme
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon

Whatsapp: +52 1 951 196 3257

  • Facebook
  • Instagram

Mariana Núñez 

Health Coach Funcional

Diseñado con amor por Limón con Chía

para Energía Natural 2019.